domingo, mayo 27, 2007

¿Cómo exportar software? Segunda Generación


Hace unos días Ulschmidt preguntaba por las declaraciones de Carlos Pallotti, Presidente de la CESSI, en las que afirmaba que Argentina abriría un centro de negocios del software en Barcelona.

Infobae también levantó el tema:

(...)

En el marco de la visita realizada, se continuó la gestación del proyecto para instalar un área de negocios que permita facilitar la internacionalización de empresas del sector en no más de un año. Las autoridades de CESSI entienden que podrían estar dadas las condiciones para este proyecto pueda tener concreción, dado que se viene planificando hace dos años, con motivo de una visita anterior, y será parte de un nuevo plan de exportaciones que estaría próximo a salir.

Como tuve la suerte de integrar la delegación, me permito algunos comentarios. ¡En primer lugar, debo reconocer que Pallotti es un vendedor nato! Logró meter la totalidad de nuestra agenda institucional como si fuera un antecedente obvio para la creación del centro de negocios y además menciona el tema como algo casi cerrado, cuando en realidad falta avanzar bastante para concretarlo. Todo un mérito del Presidente de la CESSI y lo aplaudo, ya que hay que aprovechar cualquier excusa para entusiasmar al sector y embarcarlo en la aventura de la internacionalización.

La idea de Pallotti no es original pero sí es una novedad para Argentina, que no ha sabido conjugar una política de promoción de exportaciones que involucre verdadera inteligencia comercial y competitiva en los mercados de destino. La creación de centros de negocios en determinados puntos neurálgicos apunta a darle una plataforma de aterrizaje a las empresas argentinas, a través de servicios con distintos grados de complejidad (investigación de mercado, armado de agendas de negocios, incubación de una oficina de representación, vinculación institucional, etc.). El software es el sector ideal para este tipo de iniciativas, teniendo en cuenta lo difícil que es promocionarlo a la distancia, incluso con la ayuda de embajadas que muchas veces encuentran dificultades para ubicar contrapartes. Ojalá que prospere.

PD: Me voy otra vez a Santiago del Estero por un par de días... no creo que pueda postear.

4 comentarios:

chacall dijo...

Para productos como el software este tipo de estrategias es fundamental. Imaginemos que cuando una empresa contrata a un proveedor de software, hace una inversión enorme, y genera una dependencia importante en cuanto a la calidad de los sistemas, del soporte técnico, del servicio y de la facilidad y viabilidad de mejorar y evolucionar el software.

Imaginemos todo esto, y pensamos rápidamente que es mucha la confianza que tiene que haber entre cliente y proveedor, por lo que abrir un centro de negocio mas cerca de los clientes europeos seguramente es una medida que ayudará en muchos aspectos a seguir generando confianza lo que se traduce en buenos, mas y mejores negocios para nuestra industria.

Muy buena iniciativa!!!

Enrique dijo...

Precisamente.

Además, al tratarse de un servicio, por definición intangible, la confianza es la base del negocio. Ergo, hay que construirle al potencial cliente el imaginario de un proveedor serio y responsable, que sabrá responder llegado el caso.

Ulschmidt dijo...

La nueva factoría entonces ya no es un puerto junto al mar sino estos enclaves oficinescas en los centros de las ciudades... muy novedoso. Vale la pena estar atento al tema. Gracias por responder Enrique.

Enrique dijo...

Es que probablemente se trate de la factoría junto al mar... y la oficina hi tech, ambos conectados y agregando valor!