miércoles, noviembre 05, 2008

La mirada del viajero


Viajá Buenos Aires publica una reflexión interesante en torno a la idea de que todos somos finalmente turistas:

Adrian Franklin, un académico especializado en turismo de la Universidad de Tasmania, Australia, sostiene desde hace años una idea provocadora: que en la sociedad moderna, cada vez más, todos nos estamos convirtiendo en turistas. Si eso es mucho decir, él afirma, como mínimo, que actuamos de un modo cada vez más turístico en nuestras vidas cotidianas.

(...)

3 comentarios:

Farolera dijo...

Enrique, debo confesarte algo: tu blog me produce la misma sensación de doblez que cuando me convierto en turista exitosa, o sea: cuando descubro un lugar que nadie más conoce y es increíble. Es decir, por un lado se lo quiero gritar al mundo para que todos lo conozcan y, por otro, deseo secretamente que permanezca recóndito, ignoto, para que no cambie.

Pero, noblesse oblige, voy a promocionarlo como se merece. En fin. (Prometeme que T&M no va a cambiar!!)

Enrique Avogadro dijo...

t&m cambia todo el tiempo! no tiene más remedio que seguir los humores de su dueño (¿o esclavo?). de hecho, es cada vez más "me" y menos "trade", aunque en realidad voy redefiniendo y estirando el concepto de "trade" para que incluya un montón de otros temas. y gracias por los elogios desmesurados! el tuyo también tiene lo suyo. a veces me da verguenza mi levedad. bueno, eso, que es un gusto que estés de ese lado. besos.

Farolera dijo...

Lo que no quiero que cambie es, justamente, la fidelidad a esos humores :) y, aunque a vos te parezca que cambia mucho, desde este lado se muestra bastante coherente en cuanto a los intereses y mensajes. Me gustan los artículos que problematizan el espacio urbano, la urbanidad, y todos los temas que ambos conllevan. Pero, especialmente, me gustan (deleitan, actually) las notitas de emoción. Y bueno, a mi me da verguenza mi "aparatismo" grandilocuente cuando entro a T&M!!! Es bella la levedad. Está subestimada. Y es muy necesaria. Keep it up!