jueves, noviembre 20, 2008

Been there, done that!


La verdad es que me quedé mudo. Y que suerte tenemos los que vivimos en esta ciudad fecunda en ardides.

No hay comentarios.: