domingo, junio 24, 2007

Doha is dead... again.

La Ronda Doha que intentan liberalizar el comercio internacional en el seno de la Organización Mundial del Comercio ha vuelto a fracasar y ya nadie sabe muy bien qué hacer con el cadáver, al que cada tanto reviven como excusa para juntarse. Dani Rodrik nos calma afirmando que no es tan grave, ya que las ganancias proyectadas de las actuales negociaciones son más bien modestas. En el corto plazo, a Argentina le conviene el fracaso porque la alternativa podía ser muy costosa. De todos modos, tantas idas y vueltas terminan afectando la credibilidad global del sistema y eso no le conviene a nadie.

2 comentarios:

Shemp dijo...

Enrique,
En serio te parece que no nos conviene que doha funcione en el corto plazo?

Nosotros con los otros grandes productores de alimentos seriamos los grandes beneficiados de una liberalizacion significativa del comercio agricola. Claro que el costo seria bajar aranceles a manufacturas que es lo que Brasil y otros no quieren...

Para nosotros seria negocio..

Enrique dijo...

Shemp,

Doha fracasa (al menos en Postdam, ya que siempre está fracasando para volver a levantarse como Rocky Balboa!) precisamente porque Europa y EEUU no están dispuestos a liberalizar el comercio agrícola. Acuerdo sí, pero no a cualquier precio.