viernes, abril 20, 2007

El imperio contrataca

Brasil parece haberse tomado en serio su rol de la Arabia Saudita de los biocombustibles. A partir del acuerdo con Estados Unidos, los brasileños se han dedicado a recorrer el continente para vender consultoría y, sin duda alguna, maquinaria para la generación de la energía verde.

Para ilustrar el punto, van los títulos de alguna de las notas de la edición Nro. 24 del Newsletter semanal sobre Biocombustibles de adnmundo, emprendimiento con el que estoy colaborando:

  • Carlyle y socios invierten 240 millones de dólares en etanol en Brasil
  • Brasil y Nicaragua acordaron programas de cooperación para la producción de biocombustibles
  • Prodi anuncia inversiones por 480 millones de dólares en sector de biodiesel (y buscará una alianza con Brasil para la producción mundial de etanol)
  • Paraguay le pide a Brasil que garantice mercado para biocombustibles
  • Brasil y Ecuador suscribirán acuerdos en petróleo y biocombustibles
  • Galicia se interesa por la experiencia de Brasil para desarrollar biocombustibles

1 comentario:

javi dijo...

Enrique, tengo un informe enorme de Biofuels in Brazil del IADB que lo preparo una consultora para la cual trabaje durante el verano.
Si te interesa mandame un mail a javier.volosin_menendez@tufts.edu y te lo mando.
Abrazo