martes, abril 24, 2007

El demiurgo chileno

Daniel Vitis es un emprendedor chileno que "inventó" una fruta (la carica) a partir de un marketing muy cuidado y la obsesión puesta en la calidad. Hoy exporta fortunas a Estados Unidos. La historia debería ser aleccionadora para los productores argentinos, dada la variedad de nuestra oferta agrícola y una imaginación suficiente como para dotarla de "sentido":

Originaria de Chile, se vende a precios bastante económicos en los mercados, pero es conocida localmente como papaya, fruta con la que está relacionada. Con su color miel claro y su elongada forma de estrella, tiene una elegancia exótica. El fruto, que crece en un tipo de palmera en los valles semidesérticos del norte de Chile, se presentó literalmente ante Daniel Vitis como una oportunidad de oro. Era el producto que estaba buscando, uno que podría comercializarse mundialmente como un alimento versátil y gourmet con orígenes misteriosos. Pero Vitis estaba seguro de que necesitaría un nuevo nombre.

(...)

A fines del 2004, los tres se asociaron y bajo el alero del holding Tamaya se formó una nueva empresa: Tamaya Gourmet. El primer paso audaz de Vitis fue deshacerse del nombre papaya y así surgió la carica chilena, el que sacaron de su nombre científico: caricacea pubescens. El paso siguiente fue garantizar que tanto las caricas -que se consumen cocidas- como su embalaje fueran de la mejor calidad. “Es una fruta delicada y trabajamos durante 12 meses para garantizar que fuera apta para el mercado estadounidense”, comenta Vitis.

(...)

Entonces, cargado con jarros de caricas, Vitis se fue a Nueva York. Arrastrando una pequeña maleta con ruedas, visitó los mejores restaurantes que pudo encontrar y pidió ver al chef. Una vez adentro, reveló las jarras inmaculadas de vidrio, con su fruta dorada y etiquetas sofisticadas y minimalistas. “Vengo desde el desierto chileno sólo para presentarle la carica chilena”, explicó reiteradamente en su acentuado inglés. Para los chefs, muchos de ellos extranjeros, era una presentación irresistible. Probaron la desconocida fruta, les encantó y la compraron. Sin que pasara mucho tiempo, los menús de Nueva York estaban ofreciendo langosta con salsa de carica chilena, carica chilena con prosciutto, foie gas con carica chilena, carica chilena asada con helado y martinis de carica chilena.

(...)

Las caricas chilenas han aparecido en Time, Newsweek, Food & Wine y la revista intelectual Intermezzo, entre otras publicaciones. Para la Navidad del año pasado, los jarros fueron recomendados por la revista de Oprah Winfrey, lo que inmediatamente duplicó las ventas por Internet. Los jarros de 28 onzas se venden por entre USD13 y USD 18 en Estados Unidos, país que el año pasado importó cinco contenedores de la fruta. “La idea es exportar diez veces esa cantidad en los próximos dos o tres años”, señala Vitis. “Es un proyecto ambicioso”.

(...)

Pero Tamaya Gourmet planea además replicar su modelo con otras frutas, pensando en la lúcuma, una fruta andina pulposa exclusiva de Chile y Perú, y la murtilla, un pequeño y dulce berry rojo que se encuentra silvestre en la Patagonia. ¿Podrían éstos convertirse pronto en los nuevos ingredientes de recetas neoyorquinas de moda y en el éxito de Tamaya? Ciertamente eso es lo que espera Daniel Vitis. “Hemos creado un nuevo ingrediente mundial”. Daniel Vitis, Gerente General, Tamaya Gourmet.

4 comentarios:

Mariano T. dijo...

Nosotros no somos así, pero copiar y producir con menores costos nos sale bien.
Ya debe haber más de uno haciendo los números de la carica, pero inventar algo nuevo seguro que no.

Enrique dijo...

Mariano, no seas tan duro! De todos modos, coincido en que ejercemos la copia con un entusiasmo preocupante.

Andrea F. dijo...

La "carica" es una fruta originaria del Sur del Perú. Se conoce principalmente como "papaya arequipeña" por proceder de la región de Arequipa (sur del Perú) La carica chilena es una variedad de esa, mas no originaria de Chile.

Enrique Avogadro dijo...

Gracias por el dato.