jueves, enero 24, 2008

La gastronomía como industria cultural


España está becando a cocineros de todo el mundo para que conozcan la gastronomía ibérica:

El ICEX ha lanzado, con fecha de 8 de enero de 2008, la convocatoria a restaurantes españoles de prestigio interesados en participar en su Programa de Formación de Profesionales Extranjeros en Alta Gastronomía Española. Bajo este Programa, un total de 20 jóvenes chefs, procedentes de países como Estados Unidos, Alemania, Japón, China, Dinamarca o Suiza, se formarán en los distintos aspectos de los alimentos y cocina españoles, así como en su particular combinación de tradición y modernidad. Dicha formación, que en esta edición comenzará en agosto de 2008, incluirá distintos módulos, desde un curso previo en lengua española, a un curso sobre cultura, gastronomía y productos españoles, hasta su estancia durante seis u once meses en los restaurantes seleccionados.

Los objetivos de la iniciativa son explicitos:

Con este Programa se pretende:

- Facilitar a los restaurantes profesionales rigurosamente seleccionados en colaboración con importantes instituciones de los países de origen (Escuelas de cocina, cadenas de hoteles de lujo…).

- Contribuir a la proyección internacional de nuestros restaurantes y restauradores punteros.

- Formar un cuerpo de profesionales extranjeros comprometidos con nuestros productos y nuestra cocina, y contar con la futura colaboración de estos profesionales en las actividades del Instituto para la promoción internacional de los alimentos y bebidas españoles.

¿Podemos encarar un proyecto parecido en Argentina? ¿Existe una "gastronomía argentina" para proyectar con la misma fuerza y sofisticación al mundo? Perú está avanzando enormemente en la materia. Basta ver como los deliciosos tugurios del Abasto van dando paso a los restó super exclusivos de Palermo...

2 comentarios:

Ulschmidt dijo...

Creo que sí, que existe, sobre todo si hacemos un "mix" de las variadas influencias: la gastronomía pampeana - eminentemente carnívora de vaca - la patagónica con el cordero, la litoraleña con el pescado de río y - esto es imprescindible - la norteña, que es andina y compartida con Boliva o Perú o Chile pero sin duda la más elaborada. Locros, tamales, empanadas, humitas. Y todo regado con buen vino.
Ahora, qué se vende con esto? los españoles le apuntan a vender aceite de oliva? se promociona el turismo? el vino? las especias?.
El otro día fuí a un Shopping y en el patio de comidas ví que hay hasta un "Arabian King" en la oferta. Debería existir un "Patagonia King" también.

Enrique dijo...

da para seguir pensando. estoy en "ruta", por lo que se complica escribir, pero definitivamente podría vincularse un programa "turismo + gastronomía + marca país". slds.