sábado, diciembre 20, 2008

Talkin' 'bout my generation

Hace un par de años una tormenta se tragó a tres pibes que estaban explorando las entrañas de Buenos Aires. Durante algunos días el ningunismo apareció en los medios con una visión bastante ignorante e indolente que por suerte otros se ocuparon de rectificar. Siempre fui un explorador urbano bastante tímido pero recuerdo haberme entusiasmado por la energía de esta gente y su vocación por abrir puertas mentales, más allá de lamentar, por supuesto, la tragedia.

Ahora Crítica publica una entrevista a la madre y amigos del fundador del movimiento y rescata algunos conceptos interesantes:

(...)

En todo caso, parece un mensaje paradójico el hecho de que la curiosidad arrasada por los previsibles efectos del temporal fuera además la expresión de un pensamiento que proponía –sin atentar ni modificar el sistema económico y social– formas de salvación de la civilización a través de pequeños actos individuales de insurrección urbana.

(...)

A LA HORA DE LA INSURRECCIÓN. ¿Pero cómo se practicaba o se practica el ningunismo? ¿Cuál era el modo de “despertarse” de la alucinación que proponía Roy? Ésta fue una de las mayores contradicciones iniciales y, quizá, el comienzo del fin práctico del ningunismo.

Temeroso de convertirse en un nuevo ismo (fonéticamente el ningunismo lo es), en los últimos años de su vida Roy se sentía poseedor de una verdad pero no quería ser líder, eludía adeptos y se alarmaba al igual que el personaje de Brian en la película de Monty Phyton (“No soy su maestro, no soy su maestro”), cuando detectaba que algún amigo o joven cercano intentaba tomar al pie de la letra algún ejemplo de insurrección que él difundía.

Se podía ser insurrecto ningunista tanto al regalarle flores a personas tristes por la calle, pegando afiches con la foto de un potus en el Senado para protestar contra la inactividad de “la planta permanente” o, como hizo Roy en su último cumpleaños, comprando junto a sus amigos kilos de comida para repartirlos a los ciudadanos sin techo que habitualmente duermen en las calles del microcentro. La condición era que la práctica se originara en una motivación personal y no como imitación de lo que hiciera un líder.

Así nació el Clan Desperdigar, como un modo de practicar insurrecciones. Sus fundadores, inspirados en la psicogeografía y en el ningunismo, se proponían vivir el espacio urbano desde perspectivas nuevas, explorando los ángulos desconocidos de la ciudad, o sirviéndose de sus recodos para usos no convencionales.

Y un día llegaron a las alcantarillas del arroyo Vega, que recorre las calles de Belgrano para desembocar en el Río de la Plata. Se sorprendieron al encontrar vegetación y un pez dorado, y quisieron volver una y otra vez.

3 comentarios:

Farolera dijo...

AJÁ! Veo que tenemos un caso de micropolítica en primer grado, con buenas dosis de poesía y anarquismo... my favourite! gracias!

Anónimo dijo...

top [url=http://www.001casino.com/]casino games[/url] check the latest [url=http://www.casinolasvegass.com/]las vegas casino[/url] free no deposit bonus at the best [url=http://www.baywatchcasino.com/]online casino
[/url].

Anónimo dijo...

[url=http://www.23planet.com]online casino[/url], also known as accepted casinos or Internet casinos, are online versions of old ("chunk and mortar") casinos. Online casinos approve gamblers to assess as task in and wager on casino games assiduously the Internet.
Online casinos superficially bid odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos use authority higher payback percentages with a adopt rather residence gismo games, and some make known payout piece free audits on their websites. Assuming that the online casino is using an aptly programmed unspecific reduce up generator, pr‚cis games like blackjack preoccupy an established congress edge. The payout length during these games are established at closer the rules of the game.
Uncountable online casinos certify extinguished or draw nigh into the possession of their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Supranational War-game Technology and CryptoLogic Inc.