sábado, diciembre 06, 2008

Algo huele bien en Bahía Blanca

Por alguna misteriosa razón nunca le tuve especial cariño a Bahía Blanca. Me tocó atravesarla sólo una vez y hace tanto tiempo que parece una vida anterior. Tengo un recuerdo partido de buques oxidados y el complejo petroquímico como un escenario salido de la imaginación de Gillian. Hace poco, sin embargo, me sorprendí con FEA y ese afán de generar alternativas interesantes desde la periferia (¿la periferia de quién?!). Ahora vuelven a la carga con la Exposocial y entonces la sorpresa se troca en tendencia que vale la pena aplaudir y, ojalá, imitar desde municipios más céntricos.

2 comentarios:

principio de incertidumbre dijo...

Ey, gracias por la mención (por la FEA, que organizamos con mi novio y diego rosake) y el comentario en la revis (esto no es una revista literaria).

Pasaremos seguidos.

Saludos.

Enrique dijo...

de nada! de todos modos, estoy entrando en una etapa medio sabática por otras cuestiones, pero volveré y seré millones de posts!

slds.