domingo, diciembre 28, 2008

Ricordate di me


La economía italiana puede estar yéndose al cuerno pero el país no deja de evocar toda la magia y vitalidad del Meditarráneo. Saqué esta foto en la Feria del Libro de Frankfurt. El banner tiene un diseño simple y efectivo: El sol sobre un ventana a medio abrir y repleta de libros. Cada vez que pasaba por ese pasillo de la feria la cabeza se escapaba inevitablemente a una casa de algún pueblito toscano y, detrás de la ventana y los libros, la promesa del fruto de la vid y de la tierra.

2 comentarios:

Alessia dijo...

Entrá, te serviré una copa de Chianti.
Abriré un poco la ventana cuando el sol esté caliente.
Te daré mi libro, te rogaré que lo leas... que lo leas para mí cuando Siena duerma.

Enrique dijo...

muy bonito. gracias. ¿fuente?! google no lo encuentra...