domingo, marzo 28, 2010

Odisea 2001


El futuro ya llegó para la industria editorial y por suerte los actores locales comienzan a sacudirse la modorra para encarar sin miedo el desafío del cambio tecnológico. La Cámara del Libro está generando una estrategia a largo plazo para aggiornar a las editoriales. Por su parte, la Feria del Libro, que el año pasado avanzó tímidamente con estas cuestiones en sus jornadas profesionales, presenta este año un programa mucho más ambicioso e interesante (¡altamente recomendado!).

Nuestro programa Opción Libros está acompañando estas iniciativas y también está generando propuestas propias para el calendario de este año, en el marco de nuestra Conferencia Editorial así como también en la Noche de las Librerías.

El Print on Demand, mientras tanto, avanza sin prisa pero sin pausa aprovechando el long tail, tal como lo demuestra este artículo del Economist:

ESPRESSO might seem an odd name for a bookmaking machine. But the wardrobe-sized apparatus at Blackwell, a bookstore in central London, and 30 other locations worldwide can print a paperback in about the time it takes to make and drink a shot of caffeine. A black-and-white printer produces the pages; a colour one the cover; they are then glued together by a third device which sits behind Plexiglas for passers-by to admire.

PS: Vale la pena echarle un vistazo a "La hibridación del papel y la pantalla".

1 comentario:

f dijo...

y los comics ya tienen espacio propio en las librerías!!