miércoles, octubre 06, 2010

Aperitivos




La comida se fue colando de a poco por la ventana de la cocina de este blog hasta que sucedió lo inevitable: El pasado 24 de septiembre presentamos en la feria Vinos & Bodegas el borrador de un programa que pretendemos desarrollar con fuerza a partir del año próximo sobre la gastronomía como industria creativa.



El tema tiene infinitos matices, como lo demuestra Cukmi, interesante nuevo proyecto del siempre inquieto Julián Gallo que vale la pena seguir de cerca.

Vayan tres snacks hasta el próximo post gastronómico:

1)

Navegando el cruce entre gastronomía y ciudades me topé con el concepto de food deserts:

The past decade has seen growing concern regarding the state of food security and nutrition in many North American communities. Food security refers to the availability of food in an area and an individual’s access to it. While the benefits of a healthy diet on an individual’s quality of life and general health are becoming widely recognized, basic access to quality and affordable food remains a challenge for a growing number of communities. Neighbourhoods that do not have access to good quality and affordable food are labeled as “Food Deserts”.i These neighbourhoods are often considered to be socially-distressed, characterized by low average household incomes.If policy makers wish to improve the health, productivity and general prosperity of communities within their jurisdictions, addressing the existence of food deserts is an important first step forward.

Sería interesante mapear a la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores para sumar un indicador a la desigualdad en la que vivimos. Por supuesto, haría falta agregarle también una pata educativa al programa ya que no alcanza con tener acceso a comida saludable: Hay que saber qué hacer con ella.

2)

"Restaurantes contra el Hambre" llamó mi atención por el uso inteligente de las herramientas web y por la apelación al compromiso light de los comensales. ¿Alcanza para luchar contra el hambre? Por supuesto que no, pero al menos moviliza a un montón de gente en pos de un objetivo claro y fácilmente identificable. ¿Palermo contra el Hambre?...

3)

Para incentivar a que niños y adolescentes a comer saludablemente nada mejor que echar mano al brillo tentador de la comida chatarra:

Can the carrot industry sex up its image by branding baby carrots as a munchworthy junk food a la Cheetos or Lay's Potato Chips? Crispin Porter + Bogusky seems to think so. The high-profile ad agency is launching an ambitious $25 million campaign to help the carrot industry compete with the junk food industry. The campaign is being launched with the help of almost 50 carrot growers, including carrot behemoth Bolthouse Farms.





Mientras escribía este post escuchaba este bonito tema interpretado por Ibrahim Ferrer & Omara Portuondo:


2 comentarios:

accioncontraelhambre dijo...

Gracias por la cuenta que nos toca. LA verdad es que teníamos ganas de probar esta iniciativa en España, cuando ha funcionado bastante bien en otros países.

Además, has dado en la clave. la movilización, los pequeños gestos y la utilización del tiempo son herramientas poderosas que tienden a ser desdeñadas muy rápido.

Muchas gracias de nuevo

Un saludo

Acción contra el Hambre

Enrique Avogadro dijo...

Gracias a ustedes por el comentario y, sobre todo, por tan maravillosa iniciativa!